Si algo hemos escuchado millones de veces (más ahora donde parece haber cogido más fuerza que nunca) es que: la cocina es un arte…pues sí es un arte, un ARTE en mayúsculas y como  en cualquier arte que se precie la imaginación, la transgresión y el buen gusto se combinan para ofrecer lo mejor de cada autor. En el Gastrobar Saratoga ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de pasar un rato agradable (el entorno así lo propicia) mientras “saborea” pequeñas obras de arte que nuestros “artistas” de cocina trabajan para que así sea posible.

En las cocinas del Gastrobar Saratoga así lo sienten nuestros cocineros convirtiendo nuestros cocinas en “el estudio del artista” y en el momento de creación del plato es cuando la maquinaria artística empieza a funcionar: selección de productos frescos, preparación de esos productos, cocinarlos y montar el plato que los clientes desean. Cada plato es único, si bien la carta de restaurante es la misma cada materia prima es diferente, cada montaje de plato es único y cada paladar que lo degusta por supuesto también.

Disfrutar de nuestra terraza en Paseo Mallorca y degustar nuestras pequeñas obras te alegrarán el día incluso convertir lo que suponía sería un día mediocre o malo en un día perfecto!